martes, 3 de noviembre de 2009

EL SOMBRERO DE TRES PICOS

                                                     
 Avanzada la segunda mitad del siglo XIX, otro nuevo movimiento se va imponiendo en la literatura española. Es el Realismo, que dará sus mejores frutos en la novela, primero en Francia e Inglaterra y algo más tarde en España. Entre el costumbrismo anterior y el realismo que empieza su andadura, sobresale "El sombrero de tres picos", la obra maestra de Pedro Antonio de Alarcón, quien logró en ella su novela más popular. El acierto artístico de esta novela corta brilla con luz propia en la creación de un conflicto cómico protagonizado por un caricaturizado corregidor de escasas fuerzas y una recia y simpática molinera, en la plasticidad de los retratos, en el dinamismo de la acción, en la fluidez de las escenas dialogadas y en el colorido y la vivacidad de los cuadros ambientales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario